Agua de consumo

Estabilidad y eficacia de la monocloramina como desinfectante

Uno de los grandes hitos sanitarios de los siglos XIX y XX fue la desinfección del agua de consumo humano. Ello ha conllevado la reducción e incluso desaparición de enfermedades no solo digestivas, sino también dérmicas y respiratorias.
La desinfección del agua suele tener lugar en la última fase del proceso de tratamiento, con el fin de conseguir una cantidad residual de desinfectante para controlar la existencia de patógenos en la red de distribución, y así preservar su calidad hasta el grifo del consumidor.

El problema de los microplásticos en las aguas y su investigación

Estudios llevados a cabo en aguas oceánicas, continentales y aguas residuales de todo el mundo ponen de manifiesto la presencia de microplásticos en estos medios, cuyo origen es variado y fruto del sistema de vida implantado en la sociedad actual, con la práctica habitual del “usar y tirar”: bolsas, prendas de vestir, cosméticos, pinturas, botellas de plásticos y neumáticos, son ejemplos.

Avances de la microbiología clínica a la microbiología ambiental

Los avances en el campo de la detección e identificación de microorganismos están muy desarrollados en el campo de la Microbiología Clínica. El nivel de criticidad que exige una rápida resolución a nivel clínico de una situación de rutina, frente al que pueda suponer una rápida detección a nivel ambiental, puede explicar por qué la tecnología avanza más rápidamente en el ámbito clínico.

Suscribirse a RSS - Agua de consumo