Instalación de desodorización. Metodología DEGREMONT para diseño del sistema de ventilación y captación del aire

SUMARIO

Uno de los problemas que se plantea en el diseño de las instalaciones de tratamiento de olores y del sistema de ventilación de una estación depuradora de aguas residuales es, por una parte, identificar y cuantificar correctamente los agentes contaminantes que generan olor y, por otra parte, fijar los caudales a evacuar de cada zona.
La cuantificación de los contaminantes olfativos, cuando la estación depuradora aún no se ha construido, debe basarse necesariamente en estimaciones obtenidas de plantas similares.
En lo referente a los caudales de aire a evacuar, tradicionalmente, el diseño de los sistemas de ventilación se ha basado en un criterio de renovaciones/hora del aire contenido en los locales y depósitos, sin tener en cuenta las diferentes contaminaciones olfativas que se generan en cada zona. Esto puede suponer, en algunos casos, que las instalaciones de desodorización estén sobredimensionadas en unas zonas e infradimensionadas en otras, con la correspondiente pérdida de eficacia global en los resultados de la desodorización y con un posible riesgo de sobrecostos de operación.
La metodología degremont® permite cuantificar, durante la fase de diseño de la estación depuradora y con una precisión razonable, los caudales de aire a evacuar de cada zona a desodorizar, teniendo en cuenta los contaminantes olfativos que se van a generar y la concentración máxima de diseño admisible en cada zona. Por
tanto, con esta metodología, el número de renovaciones/hora no es el parámetro principal de cálculo.
El método de cálculo propuesto abarca las siguientes fases del diseño:
• Definición de zonas a desodorizar (focos emisores de olor) en la estación depuradora.
• Clasificación de las zonas y adopción de concentraciones máximas de contaminantes en cada una de ellas.
• Cálculo de los flujos másicos de emisión de contaminantes en cada zona a partir de las superficies de emisión y de los flujos específicos de contaminantes, por unidad de superficie, asignados a cada zona de acuerdo con la base de datos elaborada por Suez.
• Selección del sistema de extracción de aire y del coeficiente de homogeneidad a aplicar en cada zona y cálculo de los caudales teóricos de aire.
• Verificación del número de renovaciones/hora en cada zona, para garantizar la correcta ventilación, y cálculo de los caudales reales de aire a extraer.